Buena Nutrición Para Cuidadores Ocupados

Nutrición
por:Publicado20 de Enero de 2016Sin Comentarios

Buena nutrición Para Cuidadores Ocupados

Los cuidadores familiares llevan vidas tan ocupadas que, a menudo, postergan cosas importantes como tener buena nutrición y dormir lo suficiente. Muchos cuidadores suelen sentirse desbordados y cansados y no se toman el tiempo suficiente para comer bien. La mejor manera de aumentar los niveles de energía necesarios para afrontar las responsabilidades diarias es alimentarse de forma nutritiva y equilibrada. Los cambios pequeños pueden hacer una gran diferencia, y los beneficios para la salud hacen que el esfuerzo valga la pena. Para comenzar, puede aplicar estos consejos de nutrición básicos para cuidadores:

Cinco consejos de alimentación saludable para cuidadores

1. Tómese tiempo para desayunar

Todos hemos escuchado que el desayuno es la comida más importante del día, y esto realmente es cierto. El cuerpo necesita combustible y el equilibrio correcto de nutrientes para comenzar un día agitado. El desayuno puede ser sencillo; no es necesario que sea una comida elaborada, especialmente si existe una limitación de tiempo. Prepárese un tazón con cereales integrales o de salvado y trozos de banana o un tazón con avena instantánea y un poco de miel y canela, arándanos secos y almendras cortadas. Beber una porción pequeña de jugo de naranja con la comida principal también brinda una buena dosis de energía.

2. Coma un bocadillo saludable

Comer bocadillos pequeños entre las comidas es una manera sencilla e inteligente de mantener el nivel de energía. Comer algo tan sencillo como una manzana, un puñado de nueces sin sal o un bastoncito de queso y algunas galletas puede ayudarle a afrontar un día lleno de actividades.

3. Manténgase hidratado

Beber agua durante el día es fundamental para mantenerse saludable y con energías. Agregue algunas rodajas de naranja o pepino al agua para darle un toque refrescante.

4. Acepte la ayuda de amigos y familiares con las comidas

No tenga miedo de pedir un poco de ayuda. Coordinar un método para que le lleven la cena un par de veces al mes es una forma muy sencilla de aligerar la carga y tener un descanso.

5. Cocine varias porciones

Cocine una caja de pasta y cómala con su salsa favorita y verduras salteadas. Guarde las sobras para almorzar durante la semana. Puede hacer lo mismo con la ensalada de pollo o atún.

Un cuidador que se toma el tiempo necesario para alimentarse de forma saludable durante el día está mucho mejor equipado para cumplir con las exigencias diarias de su trabajo.

 

Shield HealthCare | Suministros médicos para el cuidado en el hogar desde 1957

Publicar un comentario en la entrada