La historia de una madre y las bendiciónes de su hijo con esclerosis tuberosa

esclerosis tuberosa
por:Publicado15 de Marzo de 2016Sin Comentarios

La historia de una madre y las bendiciónes de su hijo con esclerosis tuberosa

Esta es la historia de un niño que nacio con un grave problema de salud, un desorden genetico – esclerosis tuberosa o tuberous sclerosis que hacia que desarrollara tumores en muchas partes de su cuerpo, que le ocasionaba convulsiones cada dia de su nueva existencia, y que por esta razon provocaba en sus padres y hermanos un profundo sufrimiento, verlo convulsionar hasta 50 veces al dia “creanme” provoca que tu corazon se rompa y que tus esperanzas caigan en lo mas profundo del desconsuelo; pero como buen luchador, él combatia contra su enfermedad, se lleno de fuerza, y cada vez que tenia un episodio convulsivo, el lo enfrentaba con gran valentia; pero la enfermedad se fortalecia cada vez mas, hasta que llego el momento que toco enfrentar una gran cirujia de cerebro.

Esta fue otra lucha ganada, la supero con la ayuda del universo y de su justicia, él sigue luchando contra las secuenlas de 10 años de convulsiones, aprendio a leer, esta aprendiendo matematicas, es un niño sociable y cariñoso, y sobre todo lo mas hermoso que este ser ha compartido con nosotros es su fortaleza interna, el nos ha enseñado a combatir con fuerza cada obstaculo que se nos presente, a tener fé, es una bendicion estar a su lado, y es una bendición que Dios nos haya permitido o nos haya confiado el cuidado de uno de sus seres tan especiales, no solo nos ha enseñado que la fortaleza del espiritu no depende de la fortaleza fisica, tambien nos condujo por un camino de amor incondicional, de entrega absoluta, de lucha constante.

Como madre me siento muy orgullosa de mi hijo, que con limitaciones, aun es capaz de darme lecciones de vida valiosas y sinceras, me hace sentir especial, me ha hecho crecer como persona, a logrado que vea el mundo con otros ojos, y que entienda que cada uno tiene su mision en esta vida, la de el ha sido enseñarme(nos) respeto, tolerancia, consideracion, amor incondicional, fe, entrega, etc.

Si pudiera retroceder el tiempo yo le pediria a mi Dios volverlo a tener, igual como es. Por nada del mundo me perderia la oportunidad de vivir una experiencia tan maravillosa, que aunque llena de dolor en algunos momentos, tambien esta llena de satisfacciones y alegrias. En la medida que damos recibimos, por eso creo que el cuidar de una persona en necesidad fisica o mental, aporta mucho a nuestras vidas, a nuestras almas.

Cada noche me acuesto tranquila porque tengo el amor y el reconocimiento de mi hijo, cuando me dice, “Mami eres la mejor mama del mundo y te amo”. Y yo le contesto ” y yo a ti tambien” y como no hacerlo si él es mi vida.

Gracias a Patricia G. por compartir su historia

Shield HealthCare | Suministros médicos para el cuidado en el hogar desde 1957

Publicar un comentario en la entrada