10 hechos sobre lesión de la médula espinal

Spinal Cord Injury Lesiones de la Médula Espinal
por:Publicado19 de Agosto de 2016Sin Comentarios

10 hechos sobre lesión de la médula espinal

Aaron Baker, Especialista en lesiones de la médula espina l| Shield HealthCare

Quisiera comenzar mi primer blog oficial como Especialista en Lesiones de la Médula Espinal de Shield HealthCare compartiendo 10 hechos generales sobre la lesión de la médula espinal. Explicaré brevemente la función de la  columna vertebral y la médula espinal en los seres humanos, los mecanismos de lesión de la médula espinal, las complicaciones secundarias a la lesión más frecuentes y mi estrategia personal para llevar adelante la vida cotidiana con esta condición. Este breve listado de hechos e información es una combinación de las estadísticas más actuales, estandarizadas y reconocidas a nivel nacional, como así también mi aporte personal que proviene de 17 años de experiencia de vivir con una lesión de médula espinal.

  1. La columna vertebral

La columna vertebral de los seres humanos es una compleja estructura anatómica ósea que constituye el andamiaje de todo el cuerpo. Cumple diversas funciones importantes, como proteger la médula espinal y los nervios y sirve como soporte estructural al cuerpo, permitiéndonos pararnos erguidos desafiando la ley de gravedad. Estructuralmente, la columna sostiene cerca de la mitad del cuerpo y está constituida principalmente por 33 vertebras, 23 discos y la médula espinal. La columna vertebral se divide en 5 áreas funcionales específicas.

  • Cervical (cuello) C 1-7
  • Torácica (parte superior y media de la espalda) T 1-12
  • Lumbar (parte inferior de la espalda) L 1-5
  • Sacra (cadera central) S-1
  • Coccígea (coxis)
  1. La médula espinal

La médula espinal en sí misma es una extensión del cerebro, un extenso haz de células y fibras nerviosas envueltas en un conjunto (como un cable de fibra óptica para internet de alta velocidad) que corre a través del centro óseo de la columna vertebral, extendiéndose en sentido descendente desde el tronco cerebral hacia la parte inferior de la espalda. La médula actúa como un conducto comunicador por el que el cerebro envía señales bioeléctricas, dando instrucciones a los brazos, piernas, pies, manos y a todas las demás zonas del cuerpo.

  1. ¿Qué es una Lesión de la Médula Espinal?

Una lesión de la médula espinal (LME) ocurre cuando las células del interior de la médula espinal sufren un daño, comprometiendo las vías nerviosas que transmiten señales ascendentes y descendentes en la médula espinal (como sucede al retorcer una manguera de jardín, impidiendo el flujo de agua). Una lesión de médula espinal grave suele ocasionar parálisis (pérdida de control sobre los movimientos voluntarios y los músculos del cuerpo) y pérdida de sensibilidad y reflejos debajo del punto de la lesión, incluidas las actividades autónomas como respirar y otras actividades como el control de los intestinos y la vejiga.

  1. Tipos más comunes de lesión de la médula espinal

Entre los tipos más comunes de LME encontramos la contusión (hematoma en la médula espinal) y la compresión (causada por la presión de la médula espinal). Otros tipos pueden ser laceraciones (cuando se cortan o rasgan algunas fibras nerviosas, como el daño ocasionado por un cuchillo o herida de bala) y el síndrome de columna central (daño específico en las vías corticoespinales de la región cervical de la médula espinal). Mi médula espinal sufrió una combinación de estas condiciones, dado que sufrí una compresión y una contusión a la vez, con desgarro de la capa protectora de mielina de la columna (duramadre), lo que ocasionó mi parálisis.

  1. Niveles de lesión de la médula espinal 

¿Cuál es la diferencia entre Paraplejia y Cuadriplejia? La paraplejia es la pérdida de sensibilidad y movimiento en las extremidades inferiores y en parte o todo el tronco, por lo general a raíz de una lesión de la médula espinal por debajo del cuello. La cuadriplejia (o tetraplejia) es la parálisis de las cuatro extremidades (desde el cuello hacia abajo) a raíz de  una lesión en el cuello. En mi caso, me rompí el cuello (vértebras cervicales C- 4, 5, 6) convirtiéndome en cuadripléjico (parálisis total del cuerpo). Esto significa que tenía muy poca sensibilidad o movimiento desde el mentón hacia abajo. Al principio, dependía de un respirador que me brindaba asistencia respiratoria  porque todas las funciones voluntarias e involuntarias por debajo del nivel de mi lesión habían cesado.

  1. ¿Qué significan los términos lesiones “completas” e “incompletas”?

Por lo general, los términos “Completo” e “Incompleto” son utilizados para diagnosticar la gravedad de una lesión de la médula espinal. Por lo general, las lesiones que ocasionan la pérdida total de sensibilidad y funciones por debajo del nivel de la lesión se clasifican como lesiones “completas”. Las lesiones incompletas ocasionan la pérdida parcial y presentan un índice más alto de retorno de las funciones con el tiempo. Para ser más claros, “completa” no necesariamente significa que la columna ha sido seccionada. Cada una de las categorías anteriores puede presentarse tanto en la paraplejia como en la cuadriplejia. Mi diagnóstico inicial fue “cuadripléjico completo”. Afortunadamente, después de muchos años de terapias intensas, un cambio de vida total y la creación de entorno de curación óptimo, he sido recategorizado, pasando a ser un “cuadripléjico incompleto en recuperación”, según mi propia terminología.

  1. Complicaciones secundarias

Vivir con parálisis es una cosa. Pero es el largo listado de complicaciones secundarias que acompañan a una lesión de la médula espinal lo que hace que esta condición sea tan grave. Los pacientes con LME son muy proclives a presentar diversas patologías, como infección de vejiga, retención fecal, infección pulmonar y úlceras por decúbito (escaras). Los huesos comienzan a desmineralizarse al no tener que soportar peso (gravedad), ocasionando osteoporosis (fragilidad ósea) y atrofia muscular, reduciendo la circulación de sangre y nutrientes. Las articulaciones del cuerpo se contraen, limitando el rango de movimiento y puede aparecer artritis prematura. Con el tiempo pueden aparecer otros síntomas como dolor neuropático o sensibilidad a los estímulos, espasmos musculares, pérdida de tono muscular y disfunción sexual.

  1. Manejo de mi LMI

Spinal Cord InjuryCon los años, literalmente tuve que volver a aprender cómo controlar mi cuerpo y escuchar sus necesidades. Por lo general, a medida que nuestro cuerpo crece desde que somos pequeños, se produce el proceso por el cual desarrollamos la habilidad de movernos y funcionar en la vida de forma subconsciente y natural. La mayoría de nosotros no tiene conciencia de la increíble complejidad del movimiento humano. En mi caso, este proceso es muy consciente. Cada pensamiento se enfoca deliberadamente en mi cuerpo y desde allí, nuevamente a mi cerebro para crear funciones, coordinación y movimientos. He aprendido distintas maneras de administrar mi tiempo, mi energía y mis riesgos con un agudizado sentido de la conciencia y el entendimiento. Presto especial atención a mi alimentación, porque la digestión es difícil y la función de mis intestinos y mi vejiga es sub-óptima. He acuñado el término “movimiento consciente” porque cada tarea conlleva una intención. Intencionalmente logro hacer que mi cuerpo se mueva y haga las cosas que yo quiero. Al convertirme en un estudioso de mi cuerpo, he ganado más control sobre mi vida con esta lesión, en vez de permitir que la lesión y sus terribles efectos ganen control sobre mí.

  1. Causas de la lesión de la médula espinal

Las causas más comunes de una lesión de la médula espinal son los accidentes de automóvil u otros vehículos. Las caídas, actos violentos, deportes y otras condiciones médicas/cirugías son causas menos comunes. La lesión es habitualmente el resultado de un impacto repentino (un traumatismo de cráneo) que aprieta o causa una contusión a la columna y a la médula.

  1. Cifras (Estados Unidos)– del National Spinal Cord Injury Statistical Center (NSCISC)

Estadísticas

  • En 2016 la población de Estados Unidos es de 314 millones de personas
    • Se estima que 282,000 estadounidenses en EE.UU. viven con una lesión de la médula espinal
    • La incidencia anual de LMI es de aproximadamente 54 casos por cada millón de habitantes.
    • Se producen aproximadamente 17,000 casos nuevos de LMI por año
  • 41% Cuadripléjicos Incompletos
    • 19% Parapléjicos Incompletos
    • 12% Cuadripléjicos Completos
    • 18% Parapléjicos Completos
  • El 50% de los estadounidenses que sufren una lesión de médula espinal tienen entre 16-30 años de edad
    • El 80% de las lesiones de médula espinal afectan a hombres

Causas de lesión

  • 38% Accidente vehicular
    • 30.5% Caídas
    • 13.5% Acto violento
    • 9% Deportes
    • 5% Médicas/quirúrgicas
    • 4% Otros

 

Costos Estimados de Vida Útil (en dólares 2015) por edad al momento de la lesión (25 años)
• $4,729,788 – Cuadripléjicos Completos nivel alto
• $3,455,879 – Cuadripléjicos Completos nivel bajo
• $2,312,846 – Parapléjicos
• $1,580,148 – Función motora de cualquier nivel

 

Publicar un comentario en la entrada