Recomendaciones para amamantar: Pasando del embarazo a la dieta

Recomendaciones para amamantar
por:Publicado19 de Agosto de 2016Sin Comentarios

Recomendaciones para amamantar: Pasando del embarazo a la dieta

Las recomendaciones sobre nutrición durante la etapa de amamantamiento son más relajadas que las que debió seguir durante los nueve meses anteriores, antes de que naciera su hijo, ¡por lo que éstas son buenas noticias para muchas mamás! No obstante, existen algunos consejos en cuanto a lo que hay que comer y beber que las mamas que amamantan deberán seguir. Existen distintas opiniones sobre este tema dondequiera que usted mire. Algunas fuentes recomiendan no cambiar mucho su dieta de embarazada, mientras que otras parecen dar a entender que todo vale.

Para facilitar las cosas, hemos decidió chequear las directrices nutricionales ofrecidas por las fuentes más destacadas sobre cuidados pediátricos. Estas recomendaciones sobre nutrición durante el amamantamiento provienen del Hospital de Niños de Los Ángeles, el Hospital de Niños de Filadelfia y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, por nombrar solo algunos.

 

¿Necesito consumir calorías adicionales mientras estoy amamantando?

Amamantar quema calorías. El Hospital de Niños de Los Ángeles (CHLA) recomienda consumir entre 200 y 500 calorías adicionales por día, el tamaño de una comida pequeña….por lo tanto no tema comer un poco de más.

¿Puedo hacer dieta mientras estoy amamantando?

Si bien esto no debería ser un problema asegúrese de consultar siempre con su médico antes de comenzar un plan de pérdida de peso. Se recomienda esperar hasta que su bebé tenga de seis a ocho semanas para comenzar una dieta, y consumir alimentos saludables. Hable con su médico y visite esta página en el Hospital de Niños de Los Ángeles (CHLA) . para más información sobre una dieta saludable posparto.

 

¿Los alimentos que consumo realmente cambian el sabor de la leche?

¡Sí! Según la Clínica Mayo, “Comer diversos alimentos mientras está amamantando cambiará el sabor de la leche materna. Esto expondrá a su bebé a los diferentes sabores, que podrían ayudarlo a aceptar con más facilidad alimentos sólidos en el futuro”. Variar los alimentos que consume le asegura que usted y su bebé recibirán una cantidad equilibrada de vitaminas y minerales, y la evidencia indica que hará que su hijo sea menos quisquilloso cuando comience a comer. Por lo tanto, usted podrá comer muchas frutas, granos y vegetales, y recuerde lavarlas correctamente para reducir la exposición a pesticidas y gérmenes.

¿Puedo comer sushi mientras estoy amamantando?

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) recomienda que las mujeres que estén amamantando no coman tiburón, pez espada, caballa y blanquillo camello por su gran contenido de mercurio. Sin embargo, el pescado tiene muchos beneficios para la salud para las madres y los niños pequeños. A diferencia de las madres embarazadas, las que estén amamantando habitualmente no necesitan evitar los pescados o mariscos crudos, como el sushi. Esto se debe al riesgo de infecciones bacterianas es mucho más bajo en el posparto. Consulte siempre con su médico si tiene inquietudes sobre comer pescados o mariscos crudos u otros temas nutricionales mientras esté amamantando. Algunos ejemplos de opciones saludables de pescados y mariscos que tienen bajo niveles de mercurio son:

  • Langostinos
  • Abadejo
  • Bagre
  • Atún claro enlatado
  • Salmón

¿Puedo tomar una bebida alcohólica?

Según el Hospital de Niños de Filadelfia, el alcohol no permanece en la leche materna después de haber sido metabolizado en su organismo. Cuando el alcohol haya salido de su sistema, también lo hará de su leche. Recuerde consultar siempre con su médico si tiene preguntas relacionadas con su alimentación mientras está amamantando, incluido el consumo de alcohol.

Aquí les compartimos algunos consejos sobre cómo puede seguir amamantando y ocasionalmente tomar una bebida alcohólica. El Hospital de Niños de Filadelfia aconseja a las madres que amamantan consumir alcohol con moderación, y si van a beber deberán seguir estas recomendaciones:

  • Espere hasta que su bebé tenga un patrón de alimentación rutinario, al menos hasta los 3 meses de edad.
  • Si desea beber alcohol, espere 2-3 horas después de cada trago (12 onza de cerveza, 6 onzas de vino, 1.5 onzas de licor) antes de amamantar/quitarse la leche.
  • O bien, extraiga la leche antes de tomar su trago y úsela luego para amamantar a su bebé.
  • Si está sintiendo los efectos del alcohol y sus pechos están llenos, puede extraer la leche y descartarla.

¿Puedo tomar cafeína?

Al igual que el alcohol, la cafeína no pasa a la leche. Por lo general, no afectará a su bebé cuando es consumida con moderación. Sin embargo, si su bebé no está durmiendo bien o está irritable, es aconsejable limitar o evitar la cafeína. Los recién nacidos son más sensibles a la cafeína que los bebés más grandes, ya que son más pequeños y necesitan ser amamantados con mayor frecuencia. Al igual que el alcohol, la cafeína sale de su organismo y también de la leche materna.

 

¿Puedo tomar suplementos?

Las vitaminas y minerales están presentes en todos los alimentos que usted consume. Si bien los nutrientes consumidos en una dieta saludable no pueden ser reemplazados por los suplementos, podrían resultar beneficiosos para mejorar su ingesta mientras usted está comiendo por dos. Pregunte a su médico qué suplementos son adecuados para usted. Siempre siga las instrucciones de su médico y no olvide informarle los suplementos que ya esté tomando, para asegurarse de que no esté consumiendo demasiados.

Según el Centro Médico de UCSF, las recomendaciones de nutrición durante el amamantamiento a menudo indican algún tipo de multivitamínico diario. Muchas mamas siguen tomando las vitaminas prenatales, lo que es correcto, pero si éstas le ocasionan malestar estomacal, será preferible una vitamina que contenga menos hierro (pero que aún satisfaga el 100% de la cantidad recomendada).

Si bebo más agua, ¿esto ayudará a tener más leche?

No. Beber más que la cantidad diaria de agua recomendada no aumentará la cantidad de leche según el Hospital de Niños de UCSF Benioff. Usted debe seguir las recomendaciones normales para la ingesta de líquidos: 8 o más vasos de 8 onzas de agua por día, y beber cuando tenga sed. Recuerde que el ejercicio o el calor harán que necesite más líquidos para permanecer hidratados.

¿Cómo sé si mi hijo es alérgico a algún alimento que yo consuma?

Según el Hospital de Niños de Filadelfia, las alergias alimentarias en los bebés que toman leche materna son excepcionales. Los cólicos y el reflujo son comunes en los bebés y no son necesariamente una señal de alergia alimentaria. El síntoma más común de una alergia alimentaria son las heces de color verdoso, con aspecto mucoso y levemente sanguinolentas. Si su hijo presenta algún síntoma, no debe interrumpir el amamantamiento. En tanto que su bebé siga creciendo y no muestre señales de anemia, no hay por qué preocuparse. Los alimentos más comunes que causan alergias son los productos lácteos, la soja, el trigo y los huevos.

Puede consultar con un nutricionista registrado si tiene problemas con alergias alimentarias. Para ayudarlo a identificar el alimento problemático, a menudo se le pedirá que lleve un diario de alimentos con los síntomas que su bebé presenta. Después de eliminar el alimento de su dieta (lea las etiquetas de ingredientes atentamente), recuerde que llevará de 4 a 6 semanas hasta que desaparezcan los síntomas.

Publicar un comentario en la entrada