Cómo deben cuidarse los padres de niños con necesidades especiales

parents of special need children padres de niños con necesidades especiales
por:Publicado23 de Septiembre de 2016Sin Comentarios

Cómo deben cuidarse los padres de niños con necesidades especiales

Los padres de niños con necesidades especiales presentan un alto riesgo de sufrir estrés, fatiga y depresión. Practicar un buen autocuidado puede reducir estos riesgos y ayudarnos a estar bien para asistir a nuestra familia.

Alethea Mshar colaboró con esta historia:

Como mama de tres niños – dos con síndrome de Down y uno con necesidades médicas complejas – no hace falta que me digan dos veces que cuidar adecuadamente de uno mismo es esencial. Sé que necesito cuidarme para poder atender las necesidades de mi familia, no solo hoy y mañana, sino en todos los años por venir.

A pesar de saber esto, a menudo comienzo a desarrollar buenos hábitos, pero luego veo cómo quedan de lado cuando surge una crisis. No quiero cuidar de mí misma como quien cumple con una tarea asignada, algo que debo tildar en mi listado de cosas para hacer. ¡Por Dios, la lista ya es lo suficientemente larga como para añadir algo más!

He tenido que lidiar con esto por años, a veces con éxito, a veces sintiéndome muy desgraciada. Durante una de las crisis más prolongadas que tuvimos como familia, me di cuenta de que estaría al borde del colapso si no encontraba alguna manera de cuidar de mí misma. Sufría de fatiga del cuidador, estrés emocional, ansiedad y depresión, como así también síntomas físicos de agotamiento.

¿Qué significa cuidar de uno mismo para los padres de niños con necesidades especiales?

Ni siquiera estaba familiarizada con el concepto de “autocuidado”, entonces es allí por donde comencé. Esta explicación me ayudó a entender lo que realmente significaba:

“El autocuidado se refiere a aquellas actividades y prácticas que podemos realizar regularmente para reducir el estrés y mantener y mejorar nuestra salud y bienestar a corto y largo plazo”.

Lo que lleva al planteo: “¿Cuáles son esas actividades y prácticas?” El autocuidado puede ser diferente para cada persona, pero los siguientes principios básicos se aplican para todos:

Consejos de autocuidado para padres de niños con necesidades especiales

  • Nutrición

◦Hacer regularmente todas las comidas y colaciones para mantener el tanque lleno y combatir el estrés.

■ Los carbohidratos complejos y antioxidantes de las frutas y verduras (frescas, disecadas o congeladas), granos enteros, frutos secos y semillas, y otros alimentos de origen vegetal nos permiten mantenernos fuertes.

■ Comer suficientes proteínas hará que su sistema inmunológico se mantenga saludable también. Consuma productos lácteos, pescados, carnes magras, aves, frutos secos y semillas y soja.

◦Beba mucha agua y otras bebidas descafeinadas para mantenerse hidratado.

  • Descanso y relajación

◦Si estas palabras no han estado en su vocabulario, los profesionales de atención de relevo o los familiares y amigos podrán ayudar a lograrlo.

  • Actividad física

◦Créalo o no, ¡esto lo ayudará a estar más descansado y relajado!

  • Higiene personal

◦A veces sucede. No ha podido ducharse/afeitarse/cepillarse los dientes en todo el día y se siente como que le ha pasado un camión por encima.

◦Realizar las tareas básicas cotidianas es la regla N.° 1 del cuidador.

  • Relaciones interpersonales

◦Sentirse conectados con terceros, ya sea mediante grupos de apoyo, amigos o familiares, o simplemente un paseo hasta la tienda es fundamental para su bienestar.

En numerosas ocasiones no he podido cumplir con alguna de estas recomendaciones, ¡ni qué decir de cumplirlas todas! Si es allí donde se encuentra usted hoy, sepa que no está solo, y no se sienta culpable, ¡está haciendo lo mejor que puede!

Comience lentamente, con el punto que le parezca más razonable, y permítase el tiempo para lograrlo. Cuando pueda, poquito a poco, sume algo más.

Lo que es más importante, ¡no sume otra carga más! A veces se caerá del tren. Cuando esto ocurra, levántese e inténtelo nuevamente. Seguramente deberá pedir ayuda, y si usted es de los míos, esto le parecerá una pesadilla, ¡pero vale la pena hacerlo! A veces un pedido de ayuda en Facebook es todo lo que lleva conseguir la ayuda que ni siquiera sabía que existía, aun cuando resulte difícil tener que pedir.

Lo que es más importante: usted es valioso. Su familia lo necesita, y usted tiene el valor necesario para poder ser su mejor versión.

Publicar un comentario en la entrada