16 cosas que querría si tuviera demencia

If I get dementia Si tengo demencia personas con demencia
por:Publicado16 de Noviembre de 2016Sin Comentarios

Artículo original de Rachael Wonderlin, Directora de Cuidados de la Memoria en Blue Harbor Senior Living.

Una sentida lista de deseos de una especialista en personas con demencia

(Parte de Transforming Life As We Age Special Report)

Cuando se trabaja con personas con demencia, la gente suele hacer muchas preguntas. Probablemente la más común que he escuchado sea: “¿Tienes miedo de padecer demencia cuando seas anciana?”

Honestamente, hay muchas cosas que me asustan mucho más que la demencia. Que no se malentienda: la demencia comprende un grupo de enfermedades terribles. He sido afortunada, sin embargo, al presenciar muchos momentos hermosos que las personas con demencia pueden experimentar.

Pero en caso de tener demencia en el futuro, he escrito un listado de 16 reglas con las que me gustaría vivir.

Si tengo demencia, me gustaría que mi familia colgase este listado en la pared de nuestra casa:

Reglas para una buena vida:

– Si tengo demencia, quiero que mis amigos y mi familia acojan mi realidad. Si pienso que mi esposa aún está viva, o si pienso que mis padres vendrán a cenar, déjenme creer esas cosas. Me sentiré mucho más feliz si lo hacen.

– Si tengo demencia, no quiero que me traten como un niño. Háblenme como el adulto que soy.

– Si tengo demencia, aún quiero disfrutar de las cosas que siempre he disfrutado. Ayúdenme a encontrar la manera de seguir haciendo ejercicio, leyendo o visitando a mis amigos.

– Si tengo demencia, pídanme que les cuente una anécdota del pasado.

– Si tengo demencia, y me agito, tómense el tiempo necesario para descubrir qué es lo que me está molestando.

– Si tengo demencia, trátenme de la manera que desearían ser tratados.

– Si tengo demencia, asegúrense de que haya muchos bocadillos para mí en la casa. Aún ahora, si no como cuando tengo hambre me enojo, y si tuviera demencia, podría tener problemas para explicar qué es lo que necesito.

– Si tengo demencia, no hablen de mí como si no estuviera en la habitación.

– Si tengo demencia, no se sientan culpables si no pueden cuidarme las 24 horas, los 7 días de la semana. No es culpa de ustedes, hacen lo mejor que pueden. Encuentren a alguien que pueda ayudarme o elijan un buen lugar nuevo donde pueda vivir.

– Si tengo demencia, y vivo en un centro de cuidados para personas con mi enfermedad, visítenme con frecuencia.

– Si tengo demencia, no se frustren si confundo los nombres, los acontecimientos o los lugares. Respiren hondo, no es culpa mía.

– Si tengo demencia, asegúrense de que siempre tenga mi música favorita a mano para poder escucharla.

– Si tengo demencia, y quiero tomar algunos objetos para tenerlos conmigo, ayúdenme a regresarlos a su lugar original.

– Si tengo demencia, no me dejen afuera de fiestas y reuniones.

– Si tengo demencia, sepan que todavía me gusta recibir abrazos y apretones de manos.

– Si tengo demencia, recuerden que todavía soy la persona que ustedes conocen y aman.

Este artículo fue publicado previamente en Nextavenue.org y AlzheimersReadingRoom.com.

Publicar un comentario en la entrada