Diez recomendaciones para comunicarse con una persona con demencia

Communicating with a person with dementia comunicarse con una persona con demencia
por:Publicado9 de Diciembre de 2016Sin Comentarios

Uno de los aspectos más desafiantes del cuidador es aprender a hacer frente y comprender las conductas asociadas con la demencia. Comunicarse con una persona con demencia puede ser molesto en ocasiones, y es perfectamente normal que los cuidadores se muestren reacios a admitir sus sentimientos.

Es importante comprender que existen algunos comportamientos relacionados con la demencia que no está dentro de sus facultades poder cambiarlos, pero modificar el modo en que usted se comunica puede marcar una diferencia positiva en su rutina diaria y aumentar la confianza es usted mismo. La Family Caregiver Alliance brinda estas recomendaciones de comunicación para los cuidadores:

Diez recomendaciones para comunicarse con una persona con demencia:

  1. Procure la atención de la persona con demencia. Reduzca los ruidos y las distracciones apagando el televisor, la música, cerrando la puerta o trasladándose a un lugar más tranquilo. Antes de hablar, asegúrese de que la persona le está prestando atención, dirigiéndose a ella por su nombre y el grado de parentesco. Si la persona está sentada, descienda hasta el mismo nivel donde ella se encuentra y mantenga contacto visual.
  2. Interactúe de manera positiva. Su lenguaje corporal y su actitud comunican sus sentimientos y pensamientos con mayor intensidad que las palabras. Genere un estado de ánimo positivo hablándole al ser querido de manera respetuosa y placentera. Demuestre su afecto y transmítalo mediante expresiones faciales, el tono de voz y  el contacto físico.
  3. Exprese su mensaje claramente. Use palabras y oraciones simples y hable con un tono tranquilizador, lentamente y con claridad. Intente no elevar el tono de voz o hablar más fuerte. Si la persona no le entiende la primera vez, use las mismas palabras y repita su mensaje o pregunta. Si la persona no comprende, espere unos minutos y formule la frase de manera diferente. Use nombres específicos para las personas y lugares, en lugar de pronombres (él, ella, ellos) o abreviaturas.
  4. Haga preguntas simples y fáciles de responder. Lo mejor es hacer preguntas cuya respuesta sea “sí” o “no”, y realice una pregunta a la vez. Evite dar muchas opciones de respuesta o hacer preguntas con un final abierto. Por ejemplo, pregunte: “¿Te gustaría usar tu camisa rosa o tu camisa blanca?”. Aún mejor, muéstrele las opciones. El despliegue visual puede ayudar a aclarar su pregunta y a menudo permite guiar la respuesta.
  5. Escuche con los oídos, los ojos y el corazón. Puede llevar un tiempo hasta que su ser querido le responda. La paciencia es importante. Si se está esforzando por dar una respuesta, es una buena idea sugerirle palabras. Observe el lenguaje corporal y las señales no verbales y responda adecuadamente. Intente siempre escuchar buscando el significado y los sentimientos detrás de las palabras.
  6. Acomode las actividades en una serie de pasos. Esto permite que las tareas que involucran muchos pasos sean más llevaderas. Aliente a su ser querido a hacer lo que pueda y recuérdele amablemente aquellos pasos que suelen ser olvidados. Brinde asistencia con aquellos pasos que ya no puede hacer solo. Las pistas visuales son muy útiles, como por ejemplo indicar con sus manos dónde hay que colocar el plato de la cena.
  7. Cuando el asunto se pone difícil, distraiga a la persona y cambie la dirección de la conversación. Intente cambiar de tema o de lugar cuando su ser querido se enoja o se agita. Conectarse con los sentimientos es importante antes de reorientar a la persona. Puede decirle: “Veo que te estás sintiendo triste, lamento haberte contrariado. Vamos a tomar una merienda.”
  8. Ofrezca respuestas afectuosas y tranquilizadoras. Las personas con demencia suelen sentirse inseguras, confundidas o ansiosas. A menudo confunden la realidad y pueden recordar cosas que nunca ocurrieron realmente. Evite intentar convencerlos de que están equivocados. Permanezca enfocado en los sentimientos que están demostrando (que son reales) y responda con expresiones verbales y físicas que brinden confort, tranquilidad y respaldo. A veces estrechar la mano, dar un abrazo o hacer un cumplido hará que la persona responda, cuando todo lo demás haya fallado.
  9. Recuerde los buenos días de antaño. Volver a contar historias pasadas puede ser una actividad reconfortante y positiva. Muchas personas con demencia pueden no recordar lo que sucedió 40 minutos  atrás, pero pueden recordar con claridad lo que sucedió en sus vidas hace 40 años. Teniendo esto en mente, evite hacer preguntas que dependan de la memoria a corto plazo, como preguntar a una persona cuál fue su desayuno. En cambio, intente hacer preguntas generales acerca del pasado lejano, ya que es más probable que la persona retenga esta información.
  10. No pierda el sentido del humor. Utilice el humor siempre que sea posible, pero nunca se burle. Las personas con demencia son proclives a conservar sus habilidades sociales y por lo general estarán encantados de reírse junto a usted.

Si debe hacer frente a diversas conductas asociadas a la demencia, como agitación, deambulación, exabruptos verbales, discurso repetitivo, paranoia y/o falta de sueño, tenga en cuenta lo siguiente:

  • Comunique al médico las nuevas conductas.
  • Las conductas tienen un propósito y a menudo éste se desencadena a partir de las mismas.
  • Cambiar la propia conducta a menudo resultará en un cambio en la conducta del ser querido.
  • Intente acomodar las conductas, no controlarlas.
  • Procure el apoyo de los demás.

Recuerde también que aunque puede ser difícil encontrar tiempo para enfocarse en usted mismo y en sus necesidades personales, es fundamental que lo haga a fin de evitar el agotamiento y la frustración.

 

Paa más información sobre cuidados de un ser querido con demencia, lo invitamos a ver el video de nuestro seminario en línea presentado por Capital Nursing Education.

 

Publicar un comentario en la entrada