800.765.8775

Nuestra Comunidad

Cómo hacer actividad física con una ostomía

por:Publicado21 de Noviembre de 2018Sin Comentarios
actividad física con una ostomía

Es bastante sabido que la actividad física aumenta la liberación de endorfinas en el cerebro humano. Este aumento es el responsable de que mejore el estado de ánimo y disminuya la percepción del dolor. Por sobre todo, la actividad física fortalece los huesos y hace más eficiente la actividad cardíaca. Estos cuatro efectos secundarios del ejercicio físico son algunas de las razones por las cuales resulta una opción excelente para usted.

Haga clic en el botón a continuación para ver el video de Laura sobre cómo hacer actividad física con una ostomía, o en los enlaces siguientes para encontrar más información específica para hacer ejercicios con una ostomía:

Consejos de actividad física, por Laura Cox

Cuando me diagnosticaron colitis ulcerosa y posteriormente fui sometida a una cirugía de ostomía, pensé que mis ejercicios habían llegado a su fin. Después de investigar un poco me di cuenta de que hacer actividad física a diario todavía seguía siendo una meta a alcanzar; simplemente tenía que hacer algunos ajustes a mi antigua rutina de ejercicios.

En primer lugar, es importante asegurarse de tener la aprobación del médico antes de comenzar nuevamente con la actividad física. Si bien hay que esperar un tiempo para ejercitarse en forma intensa, se puede comenzar por caminar un poco después de la cirugía, dentro de sus posibilidades. Es importante recuperar la resistencia tan pronto como sea posible. Cuando se sienta apto, puede añadir otros tipos de actividades como correr, andar en bicicleta, nadar, hacer pilates o yoga. En mi caso, esperé aproximadamente tres meses y medio después de la cirugía antes de comenzar a levantar peso muy liviano.

Con una ostomía es más fácil deshidratarse, por lo que resulta muy importante hacer ejercicios con una botella de agua a la mano. Generalmente suelo comer algún carbohidrato una hora antes de mis ejercicios, una porción pequeña. Esto evita que los líquidos drenen muy rápidamente, aumenta la absorción y ayuda a mantenerse hidratado. También tomo Imodium® una hora antes de mis ejercicios para evitar que mi bolsa de ostomía se llene con la rapidez que lo haría normalmente. Después de la actividad física, asegúrese de ingerir una buena comida.

Después de cualquier tipo de cirugía abdominal aumenta el riesgo de que se produzca una hernia. Cuando se corta el músculo, aumenta la debilidad potencial en el lugar de la incisión, por lo que yo prefiero andar sobre seguro y no hacer ningún tipo de ejercicio abdominal directo. En cambio, realizo muchos ejercicios de estabilidad en el que los que la zona está comprometida pero no se tensan los músculos abdominales. Esto incluye mantener posturas de yoga como la del árbol, estocadas altas y sentadillas con una sola pierna. Involucre su zona abdominal y aumente la estabilidad y el equilibrio flexionando los músculos abdominales con estas poses.

Otra forma de evitar que se produzca una hernia es usando un cinturón antihernia o prendas de tipo spandex cada vez que realice una actividad física. Estos productos brindar mayor comodidad, ya que mantienen la ostomía en su lugar mientras uno se desplaza. Para leer más acerca de los productos para ostomía que pueden ayudar a reducir el riesgo de hernia y otras complicaciones, haga clic AQUÍ (
en inglés).

El consejo más importante que puedo dar es el de escuchar al propio cuerpo. Si algo le provoca dolor, ¡deténgase! Si un día no se siente bien al despertarse, no se obligue a hacer actividad física, vuelva a intentarlo al día siguiente. Si no mejora tan rápido como desea, o no puede hacer las cosas que antes solía hacer, no se critique. Volver a adquirir fuerza física es un proceso largo que requiere de paciencia y tenacidad.  Tome un día a la vez. Probablemente podrá volver a realizar todas las actividades que le gustaban antes de la cirugía, y posiblemente será capaz de realizar otras que antes no podía. Si no ha comenzado a hacer actividad física, lo desafío a salir del sofá, comenzar a moverse y ¡hacer que comiencen a fluir las endorfinas!

Espero que todos estén felices y saludables.

– Laura

Puede encontrar también el video relacionado a este artículo aquí.

Para más información, consulte artículos y recursos relacionados sobre ostomía aquí:

Comments

Publicar un comentario en la entrada