800.765.8775

Nuestra Comunidad

Después del hospital: Cuidado de las laceraciones en el hogar

por:Publicado10 de Mayo de 2019Sin Comentarios
how to care for a wound at home

Una laceración es una herida abierta y desgarrada en la piel. Puede ser causada por un trauma contundente, como un golpe, una caída, una colisión, una punción o una mordedura. Para comenzar la recuperación, el médico evaluará, limpiará y curará la herida. La profundidad, ubicación y causa de la herida, entre otros muchos factores (incluida la preferencia del paciente), afectarán las opciones de tratamiento elegidas por el médico. Todos los cuidados adicionales dependerán del tipo de laceración o herida. Puede cerrarse con puntos, grapas, cinta (como “Steri-Strips ™”) o pegamento para la piel (como “Dermabond®”). El objetivo principal de estos tratamientos es detener el sangrado y ayudar a curar la herida con la menor cicatriz.

Después de regresar a casa del hospital o de la clínica ambulatoria, siga las instrucciones a continuación para ayudar a que su herida sane lo más rápido posible y reducir así la posibilidad de infección.

Las instrucciones a continuación también pueden seguirse para las incisiones cerradas postoperatorias.

Cómo curar una herida en el hogar

Mantenga la herida limpia y seca durante las primeras 24 a 48 horas. Lo más probable es que le hayan aplicado un vendaje en la herida, a menos que se haya usado pegamento para la piel, o que la herida estuviera en un área difícil de vendar, como el cuero cabelludo. La mayoría de los vendajes de laceraciones se pueden quitar después de 24 a 48 horas, a menos que el médico indique lo contrario. Después de retirar el vendaje, no es necesario volver a colocar uno nuevo a menos que el médico se lo haya indicado.

Cuidado de heridas con sutura o grapas

Después de 48 horas, limpie el área con jabón suave y agua dos veces al día o según las indicaciones del médico. Evite el uso de peróxido de hidrógeno, soluciones a base de yodo o alcohol. Además de causar dolor, estos productos pueden dañar las células sanas que son esenciales para la curación de heridas, retardando el proceso de cicatrización en general.

Con la aprobación del médico, puede cubrir la herida con una capa delgada de ungüento antibiótico, como Bacitracin o Neosporin®, dos veces al día. La pomada antibiótica ayudará a crear un ambiente húmedo y limpio, ideal para la cicatrización. Algunas personas pueden desarrollar erupciones cutáneas si son alérgicas a los antibióticos tópicos, especialmente a la neomicina (un componente de la neosporina), por lo que deberán evitar este paso si existe alguna sensibilidad conocida.

Las suturas y las grapas deben retirarse en un plazo de tres días a dos semanas, según el lugar de la herida. Si se utilizaron suturas reabsorbibles, puede que no sea necesario quitarlas.

El plazo óptimo para retirar las suturas es:

Ubicación Número de días
Rostro 3–5
Cuero cabelludo 7
Pecho y extremidades 8–10
Zonas de altas tensiones (articulaciones, manos) 10-14
Espalda 10-14




Tenga en cuenta que esto es solo una pauta general. Las situaciones específicas relacionadas con la herida, así como otras afecciones, pueden ser un factor determinante al momento de quitar las suturas.

Cuidado de heridas con pegamento

A veces se utilizan pegamentos adhesivos para la piel como Dermabond en lugar de puntos para cerrar las laceraciones. Cuando el adhesivo se seca, se forma una película que mantiene unidos los bordes de la herida. Los adhesivos para la piel a veces se denominan “puntos líquidos”.

Los vendajes no suelen colocarse sobre una herida cerrada con pegamento adhesivo porque el pegamento actúa como un vendaje en sí mismo. Además, generalmente no se recomienda el tratamiento casero con ungüento antibiótico para una herida cerrada con pegamento. Esto se debe a que las cremas y los ungüentos pueden hacer que el pegamento se desprenda prematuramente.

Algunas complicaciones

Es posible que tenga hinchazón, cambios de color y costras con sangre en la herida o alrededor de ella durante 2 o 3 días. Esto puede ser normal y no significa que el pegamento no esté funcionando. El pegamento se desprenderá naturalmente en unos 5 a 7 días. En este momento, se formará tejido cicatricial debajo de la superficie de la herida y su organismo hará el resto del trabajo para terminar de sanar.

Puntos importantes a recordar:

  • Mantenga la película adhesiva seca durante las primeras 24 horas.
  • No rasque, frote ni levante el adhesivo.
  • No coloque cinta directamente sobre el adhesivo.
  • Después de las primeras 24 horas, puede ducharse con el adhesivo para la piel colocado, pero no moje la zona de la herida. No vaya a nadar, y asegúrese de secar suavemente la zona si se moja.

Cuidado de heridas cerradas con aposición de cabello (técnica HAT)

Una técnica alternativa para cerrar las laceraciones en el cuero cabelludo es la técnica de aposición de cabello, también conocida como técnica HAT. Esta técnica consiste en utilizar cabellos como lazos de sutura ya insertados en la piel, y se asegura con pegamento o adhesivo. La aposición del cabello es una técnica basada en la evidencia, y se ha estudiado para un uso seguro en laceraciones de hasta 10 cm.

Si la herida se cerró con la técnica de aposición de cabello, no es necesario volver al consultorio para quitarle los puntos o las grapas. Mantenga el área limpia y seca, y evite los champús o productos para el cabello en la zona afectada, que pueden provocar el desprendimiento prematuro del pegamento. El pegamento se disolverá naturalmente al cabo de aproximadamente cinco días, después de lo cual las hebras de su cabello se desharán.

Cuidado de heridas cerradas con cinta

Las tiras de cinta pueden ser menos dolorosas de aplicar y conllevan un menor riesgo de infección, sin embargo, requieren más precaución en el hogar porque son más frágiles que otras técnicas de cierre de la piel. Las tiras de cinta no deben usarse en ninguna zona del cuerpo que se considere que está sometida a una tensión significativa.

Es importante:

  • Mantener la cinta limpia y seca, especialmente durante las primeras 48 horas
  • Evitar tocar la cinta o frotar la zona afectada
  • Evitar mojar la zona (podrá tomar una ducha, pero no un baño de inmersión)

Las tiras de cinta se caerán solas en un plazo aproximado de 5 a 7 días (caso contrario, puede quitarlas suavemente o remojar la herida en agua para aflojarlas). En este momento, se formará tejido cicatricial debajo de la superficie de la herida y su organismo hará el resto del trabajo de cicatrización.

Cuidados de heridas que se dejaron abiertas intencionalmente

En algunos casos, el médico puede aconsejar dejar abierta la laceración. Esto puede ser por varias razones, pero a menudo se debe a:

  • El riesgo de infección es demasiado alto para cerrar la herida en una primera instancia (puede haber muchas razones para esto)
  • La cicatriz previsible sin cierre es estéticamente aceptable para usted

Las laceraciones pediátricas en la cara son un ejemplo de casos en que se puede sugerir el cierre secundario en lugar del cierre primario. Para ver ejemplos de heridas que se curaron sin cierre primario, haga clic aquí. En otras situaciones, el médico puede recomendar un “cierre primario retardado”. Esto puede sugerirse para las heridas con mayor riesgo de infección, con el fin de asegurarse de que no se esté desarrollando ninguna infección antes de que se cierre la herida. Con el cierre primario diferido, la herida se limpia y luego se observa durante unos días, antes de que se cierre quirúrgicamente. Los ejemplos de heridas que se cierran de esta manera incluyen lesiones traumáticas, como mordeduras de perros o laceraciones que involucran cuerpos extraños.


Si su herida se dejó abierta, siga las instrucciones del médico. Mantenga la zona limpia, use ungüento antibiótico tópico dos veces al día o según las indicaciones del médico, y observe si aparecen signos de infección (ver a continuación).

Una vez que se retiran los puntos/grapas/adhesivo/cinta

El momento más vulnerable para una herida es durante los primeros días justo después de haber retirado el material de cierre. Esto es cuando la herida es más susceptible a la dehiscencia (apertura). Tenga especial cuidado y evite las actividades que podrían someter su herida a fuerzas de tensión innecesarias y/o excesivas.

Cualquier herida que atraviese todas las capas de la piel dejará una cicatriz permanente. Esta cicatriz puede ser muy prominente al principio, pero tiende a mejorar gradualmente en el transcurso de aproximadamente un año. Proteja la herida que está cicatrizando del exceso de luz solar, lo que puede oscurecer la apariencia final de una cicatriz. Si ha transcurrido un año y todavía no está satisfecho con la apariencia de la cicatriz, puede comunicarse con un cirujano plástico para evaluar la cicatriz.

Señales de peligro

Llame al médico o busque atención médica de inmediato en una sala de emergencias si:

  • La herida está causando un nuevo dolor, o el dolor empeora. Algunos dolores son normales con una herida, pero un dolor que ha empeorado podría ser signo de una infección.
  • La herida comienza a sangrar y la sangre atraviesa el vendaje. (La exudación de pequeñas cantidades de sangre es normal.)
  • La piel cerca de la herida está fría, pálida o cambia de color.
  • Hay hormigueo, debilidad o entumecimiento cerca de la herida que no le fue advertido previamente por el médico.
  • Tiene dificultades para mover la zona cerca de la herida, y esta dificultad no se analizó previamente con su médico.
  • Hay un aumento en el dolor, la hinchazón, el calor o el enrojecimiento alrededor de la herida, lo que podría ser un signo de infección.
  • La herida presenta vetas rojas, o hay pus que drena de la herida.
  • Aparece fiebre que no tiene una explicación común (como un resfriado o un virus).

Cuidados de seguimiento

Los cuidados de seguimiento son una parte clave de su tratamiento y seguridad. El tratamiento recibido en la sala de emergencias es solo el primer paso en la recuperación de la herida. Incluso cuando comience a sentirse mejor, debe acudir a todas las consultas sugeridas y tomar todos los medicamentos exactamente como lo indique el médico. Esto acelerará su recuperación y ayudará a prevenir problemas futuros.

Recuerde:

  1. Programe y asista a todas las consultas, y llame al médico si las cosas no marchan como se esperaba.
  2. Si le recetaron antibióticos, tómelos según las indicaciones. No deje de tomarlos solo porque se sienta mejor. Cuando queda sin terminar un ciclo de antibióticos, pueden presentarse infecciones resistentes, que son más difíciles de tratar.
  3. Cuide bien la herida en su hogar para que pueda sanar rápidamente y reducir las posibilidades de infección.
  4. Mientras la herida está sanando, evite cualquier actividad que pueda volver a abrirla. Use el sentido común cuando se trata de realizar actividades.
  5. Evite la exposición abundante e innecesaria a las bacterias: por ejemplo, nadar en el mar o en una bañera de hidromasaje, o usar zapatos o guantes sobre una herida durante un largo período, lo que promueve el crecimiento de bacterias.

Información suministrada por el Dr. Brian Lin, MD, FACEP en su sitio web lacerationrepair.com. Para más información, siga al Dr. Lin en Twitter.

Lea el artículo original en lacerationrepair.com

Recursos adicionales: woundeducators.comwcei.net

Comments

Publicar un comentario en la entrada