800.765.8775

Nuestra Comunidad

Optimizar la cicatrización de heridas: La nutrición para el cuidado de las heridas

por:Publicado15 de Diciembre de 2020Sin Comentarios
nutrition for wound care management
Actualización 17 de Agosto de 2020

Comprender la importancia de la nutrición para la cicatrización de heridas

Muchos factores afectan el proceso de cicatrización de heridas, pero uno de los más importantes  – y a menudo pasado por alto – son los aspectos relacionados con la nutrición. Con el fin de acelerar el proceso de cicatrización de heridas, echar el combustible apropiado al organismo es tan importante como seguir correctamente el plan de tratamiento para el cuidado de las heridas. Una  nutrición adecuada impulsará el sistema inmune, promoverá la síntesis de colágeno (la principal proteína que estructura los tejidos de la piel) y la disminución del tiempo de cicatrización.

Cuatro fases principales de la cicatrización de heridas

Para comprender mejor cómo aportar energía y mantener el cuerpo en forma, es crucial comprender las fases de cicatrización de una herida. Las fases de cicatrización de heridas pueden dividirse en tres fases:

  1. Durante la fase de hemostasis, al momento de la lesión, el organismo activa su sistema de reparación de emergencia, el sistema de coagulación de la sangre, y forma un dique que bloquea e impide el sangrado.
  2. La segunda es la fase defensiva/inflamatoria, puede prolongarse hasta seis días. Esta fase pone énfasis en la destrucción de bacterias y eliminación de detritos (o suciedad), preparando el lecho de la herida para el crecimiento de tejido nuevo. Durante esta fase, es posible que observe un aumento de exudados (secreciones o sustancias que supuran por la herida), lo que ayuda a eliminar las bacterias.
  3. La fase proliferativa comienza aproximadamente de 3 a 5 días después de la lesión y puede durar de 4 a 24 días. Esta fase se presenta cuando la sangre y las células nuevas se encuentran en el sitio de la lesión para asistir en la formación de una barrera protectora.
  4. La fase final es la fase de maduración (remodelación), que comienza aproximadamente cerca de las 2 semanas posteriores a la lesión y puede durar hasta dos años. Esta fase se destaca por la maduración del colágeno, el cierre de la herida y la formación de la cicatriz.

Para conocer más: Cómo cicatrizan las heridas: Las cuatro primeras fases de la cicatrización de heridas

Requerimientos calóricos para la cicatrización de heridas

Durante todo el proceso de cicatrización, el organismo trabaja incansablemente para ayudar a sanar los tejidos afectados, y por eso resulta extremadamente importante alimentarse adecuadamente para ayudar a su organismo. Una ingesta deficiente o inadecuada, el consumo excesivo y un déficit de los nutrientes específicos pueden retrasar el proceso e impedir que la herida cicatrice adecuadamente. La demanda calórica diaria general para la población es de 20-25 calorías por kilogramo y con una herida, la demanda aumenta a 30-35 calorías por kilogramo, con picos de hasta 40 calorías por kilogramo.

Cálculo de calorías:
Ej: 140  lb/ 2.2 = 64 kg
64 x 30 kcal = 1920 kcal
64 x 35 kcal = 2240 kcal

Una persona que pesa 10 libras (64kg) necesitará de 1,900 a 2,240 calorías diarias.

La necesidad de calorías estará determinada, entre otras cosas, por la gravedad de la herida, el tamaño, cantidad de heridas y la etapa del proceso de cicatrización. Además del aumento de requerimientos calóricos, la composición de calorías (carbohidratos, proteínas y grasas) y la hidratación es fundamental. Vamos a repasar la importancia de los carbohidratos, las proteínas, las grasas y los líquidos.

Carbohidratos

Los carbohidratos son necesarios para estimular la protección de insulina, una importante hormona que ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre; contiene zinc y factor de crecimiento que ayuda a reparar la piel dañada. Sin embargo, el exceso de azúcar en la dieta puede llevar a un aumento en los niveles de azúcar en sangre, dando lugar a la aparición de hiperglucemia. La hiperglucemia aumenta las posibilidades de infecciones y retrasa el proceso de cicatrización de heridas.

En lugar de consumir dulces, pasteles, panes y alimentos altos en azúcar, procure aquellos alimentos que sean ricos en fibras y contengan más nutrientes, también conocidos como carbohidratos complejos.

Carbohidratos simples:
•   Panificados (muffins, galletas, panes, pasteles)
•   Jugos de fruta, refrescos
•   Cereales azucarados para desayuno

Carbohidratos complejos:
•   Frijoles, legumbres, guisantes
•   Frutas
•   Frutos secos
•   Granos integrales (panes de trigo integral, quínoa, arroz integral)

Ciertos factores como tener antecedentes de diabetes, el uso de esteroides, los antibióticos y el estrés pueden complicar los episodios de hiperglucemia. Sin embargo, consumir carbohidratos más complejos ayudará a su organismo en el proceso de cicatrización de heridas, le brindará energía sustentable y lo mantendrá saludable por más tiempo.

Proteínas

Las proteínas son esenciales para la síntesis del colágeno y la reparación de los tejidos a nivel estructural, pero también contribuyen con la función inmunitaria. Aquellas personas que suelen consumir pocas proteínas presentan una piel más frágil y son más susceptibles a contraer enfermedades, además de presentar un tiempo de recuperación más prolongado. Por lo general, la ingesta apropiada de proteínas es de 0.8 a 1 gramo diario por kilogramo de peso corporal. La cantidad de proteínas estará determinada, por ejemplo, por el nivel de actividad física, la gravedad y tamaño de la herida, la cantidad de heridas y los antecedentes médicos. Se publica a continuación un ejemplo de cómo calcular la cantidad de proteínas que necesita.

Cálculo de proteínas:
Ej: 140 lb / 2.2 = 64 kg
64 x 0.8 g = 51 g
64 x 1 g = 64 g

Para una persona que pesa 140 libras (64kg) se estima que necesitará 51-64 gramos diarios de proteínas.

Buenas fuentes de proteínas:
•  1 huevo grande o 1 onza de almendras = 6 gramos de proteínas
•  1 taza de avena = 11 gramos de proteína
•  6 onzas de yogurt griego = 18 gramos de proteína
•  3 onzas de pechuga de pollo = 27 gramos de proteínas

Grasas

Las grasas suelen tener mala reputación, pero son necesarias para la energía y la absorción de vitaminas y ácidos grasos. Las grasas suministran mucha energía, necesaria durante el proceso de cicatrización de heridas, según se mencionó anteriormente, las heridas aumentan la cantidad de calorías que se necesitan por día. Las grasas ricas en grasas saturadas pueden mantener al organismo en estado de inflamación, por eso es importante seleccionar aquellos alimentos que sean insaturados.

Fuentes de grasas saturadas:
•  Queso, leche entera, crema, mantequilla
•  Panificados
•  Carnes procesadas (salchichas, hamburguesas, bacon, etc.)
•  Aceite de coco

Fuente de grasas insaturadas:
•  Palta y aceite de palta
•  Mantequilla de maní y aceite de maní
•  Aceitunas y aceite de oliva
•  Frutos secos, semillas
•  Pescados

Líquidos

Por último, pero por cierto no menos importante, es la importancia de mantenerse hidratado. Mantener al organismo adecuadamente hidratado contribuye a mejorar la elasticidad de la piel y al suministro de oxígeno a la sangre. También ayuda a diluir el azúcar presente en la sangre, y favorece la eliminación de toxinas y el suministro de micronutrientes al sitio de la lesión. Si usted presenta síntomas de fiebre, vómitos, diarrea o supuración intensa de la herida, es aún más importante procurar una cantidad suficiente de líquidos. Un cálculo habitual que se utiliza para determinar la cantidad de líquidos que se necesita por día es de 1 mililitro por caloría. Una vez que usted estimó la cantidad de calorías que necesita por días, la cantidad de líquidos en milímetros será la misma.

Recuerde que el agua es la fuente de líquidos preferida. El consumo de alcohol afecta el sistema inmune, dificulta la absorción de nutrientes y puede ocasionar un alto nivel de estrés en el organismo.

Mantenerse dentro del plan de tratamiento, comer los alimentos adecuados y permanecer bien hidratado lo ayudarán durante el proceso de cicatrización de la herida y le dará al organismo lo que éste necesita. Si necesita más recomendaciones referidas a la cicatrización de heridas o más información sobre temas de nutrición, consulte con su dietista registrado.

EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD: Esta información fue elaborada exclusivamente para uso del cliente y no representa un consejo profesional del personal de la salud. Tenga a bien contactar a su médico para recibir asesoramiento adecuado acerca de su tratamiento y o programa de alimentación. 

Citations:
1. Greenway, S. E., Filler, L. E., & Greenway, F. L. (1999, November). Topical insulin in wound healing: a randomised, double-blind, placebo-controlled trial. Retrieved from https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10827659
2. Quain, A. M., Khardori, N. M., Quain, A. M., & Khardori, N. M. (2015, December 1). Nutrition in Wound Care Management: A Comprehensive Overview. Retrieved from https://www.woundsresearch.com/article/nutrition-wound-care-management-comprehensive-overview
Comments

Publicar un comentario en la entrada